Jorge Riechmann

13 Jorge RiechmannCandidato a concejalía en la lista Madrid en Movimiento en el número 15

Distrito de residencia: Centro

Biografía

Nací en Madrid en 1962 (barrio de Retiro). Enseño filosofía moral y política en la UAM, y escribo poemas y ensayos. (He trabajado también como profesor titular en la Universidad de Barcelona; como profesor invitado en la Universidad Carlos III de Madrid, en la UNAM —Ciudad de México—, en la Universidad Michoacana de Morelia, en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas de Bogotá, en el Instituto de Altos Estudios Nacionales de Quito, en el Centro Internacional Miranda de Caracas y en otras instituciones académicas; y como profesor visitante en la Universidad Complutense de Madrid.) Me comprometí con los movimientos ecopacifistas de este país desde la campaña contra la permanencia en la OTAN, en los años ochenta. Dirigí el Observatorio de la Sostenibilidad en España en su fase de constitución (2004-2005), y traté de contribuir a desarrollar algo así como un ecologismo obrero desde la Fundación 1o de Mayo y el Instituto de Trabajo, Ambiente y Salud entre 1996 y 2008. Desde 2013 coordino el Grupo de Investigación Transdisciplinar sobre Transiciones Socioecológicas, con sede en la UAM. Formo parte de la comisión de Educación y Participación de Ecologistas en Acción de Madrid. He escrito (o coordinado) varias decenas de ensayos sobre cuestiones de ecología política y pensamiento ecológico, entre los que quizá cabe destacar lo que llamé la “pentalogía de la autocontención” (Un mundo vulnerable, Biomímesis, Gente que no quiere viajar a Marte, La habitación de Pascal y Todos los animales somos hermanos, todos ellos en Libros de la Catarata).

Motivación
Presento mi candidatura con Madrid en Movimiento porque creo que podría aportar cierta trayectoria de reflexión y de lucha acerca de cuestiones socio-
ecológicas. Si logramos echar a la mafia del Ayuntamiento y recuperar Madrid para la gente, no olvidemos que a) esa gente es ecodependiente e interdependiente, y b) hay “gente” más allá de la especie humana. “Lo único que queda de las antaño prósperas Ur y Babilonia son ruinas polvorientas rodeadas de tierras yermas. ¿Estarán haciendo lo mismo las ciudades modernas, ahora a escala global?”, se preguntaba el investigador Herbert Girardet, de manera nada gratuita. Y Maurice Strong (quien fue secretario general de las “cumbres” de Naciones Unidas de Estocolmo, en 1972, y de Río de Janeiro, en 1992), reflexionaba: “La batalla de la sostenibilidad se ganará o se perderá en las ciudades”. Para cualquiera debería ser evidente la perversión de un modelo de “desarrollo” donde el “progreso” se mide por la intensidad de los atascos de tráfico y el tamaño de las montañas de basura. Si nuestra civilización es ecocida –como hoy por hoy sin duda lo es–, entonces la alternativa es cambiar o perecer: en ese empeño sigo.
Más información: http://enmovimientomadrid.info/